Desarrollo industrial

Durante los SXVIII al XIX el pueblo va perdiendo su esplendor como centro de ocio pero mantiene su papel como proveedor de material de construcción con la fabricación de cal, ladrillos y tejas y la explotación de las canteras de granito. Sabemos que con él se construye la iglesia de San Francisco el Grande de Madrid y el castillo de Villaviciosa de Odón entre otros.

A mediados del siglo XIX, el pueblo se reanima y se incorpora a la sociedad industrial con la apertura de la fábrica de loza Fina “Falcó y Callejo” gracias al descubrimiento de un yacimiento de caolín y su proximidad a la capital.

 

Fábrica de porcelana Falcó y Cia

La fábrica de porcelana Juan Falcó

También llamada Sociedad de la Aulencia, fundada en 1845, produjo piezas de loza fina con gran calidad de diseño, obteniendo premios nacionales e internacionales. Su trabajo fue muy apreciado incluso por la familia real, que encargó vajillas para Alfonso XII y Alfonso XIII. (1)

En 1.912, la fábrica se vio obligada a cerrar ante el agotamiento de las minas de caolín locales y las dificultades de transporte, ya que este se tenía que hacer por carretera seguramente en cestones arrastrados por carretas o conducidos a lomos de caballería, al menos hasta El Escorial. Ambas circunstancias hicieron sus productos poco competitivos en un mercado que se había liberalizado y resultaba más barato adquirir vajillas importadas. (2)

Nueva etapa 

Con la compra de la fábrica en 1.915 por Juan Giralt Laporta la actividad vuelve a Valdemorillo aumentada con la fabricación de vidrio, porcelana dura para laboratorio y aislantes eléctricos; construyéndose dos nuevas chimeneas.

Con los bombardeos de la batalla de Brunete en 1.937, la fábrica fue destruida quedando en pié tres de los hornos conocidos como Las tres chimeneas

 

Casa de Cultura

La cesión de los terrenos por parte de la familia propietaria al Ayuntamiento hizo posible la construcción de La Casa de Cultura, inaugurada en 1999.

Este edificio singular que gira en torno a las Chimeneas, mantiene el carácter de fábrica, tan íntimamente ligado a la historia de este pueblo. Esto se apreciat anto en el original diseño del edificio, que abraza los hornos, como los materiales de construcción empleados mayoritariamente cerámicos.

Actualmente sigue siendo un lugar emblemático que cuenta con auditorio, Sala de Exposiciones. Y aulas y talleres donde se desarrollan infinidad de actividades culturales para el disfrute de vecinos y visitantes.

 

O encuentra en el mapa otros lugares de interés cercanos a ti

Deja un comentario